Miguel Angel Alvarado

0
1197

Por: Julio Velásquez

Hace algún tiempo, en la ciudad de Guatemala, rindió tributo a la madre tierra un huehueteco que por circunstancias de la vida, dejó su pueblo natal para venir a radicarse a la ciudad capital. Trabajó durante un largo período de su vida, el último tal vez, según entiendo en una dependencia del Ministerio de Agricultura en donde fue jubilado como trabajador del estado. Se trata de Miguel Angel Alvarado (Chanco Alvarado). El, a la par de otros excelsos huehuetecos, sintió el aleteo de las musas que le inspiraron bonitas canciones conocidas por muchos huehuetecos.

Compartió el honor de compositor con otros que también le dieron, con sus melodías, lustre a aquella tierra querida en el campo de la música y la poesía. Allá por el año 1943 o 44, no recuerdo exactamente, en una de aquellas inolvidables noches de Fiestas Julias en el salón principal de la feria, algo así como en estreno fueron interpretadas varias canciones el compás de la marimba «Río Blanco. Entre ellas las conocidas «Lagrimas de Telma» y «Soledad» de don Gumercindo Palacios, así como otras de Miguel Angel, como «Virgen del Manto Azul», «El prisionero 60» y otras que se me escapan.

El intérprete o uno de los intérpretes era un sencillo muchacho dotado de buena voz, muy conocido como Chico Jalisco. Esto fue antes del 45 porque aun recuerdo que era intendente municipal de Huehue un señor de apellido Campollo y en esa oportunidad mas de alguna melodía le fue dedicada a su hija cuyo nombre si no me falla la memoria era Violeta. Había una canción que se le dedicara con con nombre de «Violeta gentil».

Miguel Angel Alvarado dejó su nombre escrito en el album de la música huehueteca, contribuyendo a enriquecer el maravilloso caudal melódico de la tierra Kaibil Balám. Fue asiduo y entusiasta en las serenatas tradicionales de Huehuetenango y casi siempre concurrían en unión de su hermano Humberto a aportar sus melodías para las muchachas de la Xinabajul. Algunas melodías están grabadas en un disco con nombre de «Serenata Huehueteca»

Un recuerdo a la memoria de Miguel Angel Alvarado, ojalá algún paisano aporte datos biográficos de este gran huehueteco.